Reservas +34 985 50 22 34 o reservas@salinaslonghouse.com

Miki Dora : Mito, Dios, Hereje. El Surfer

 

 

29712_114578851907876_2134226_n

“Dependiendo de la situación, nunca sabías con qué Miki te ibas a encontrar. Si tuviste la suficiente suerte de conocer a San Miguelito Dora durante su vida, entonces probablemente tendrás una historia de Miki. Con él era una cuestión de amor u odio. Esa ambigüedad lo convirtió en uno de los más importantes iconos del surfing moderno.

426598_288910027838052_275453733_n

En la era del surfing USA de la postguerra, cuando todos los ideales americanos prosperaban, Miki fue nuestro primer Caballero Negro. Se cuenta que dijo una vez que el surfing, antes un gran deporte individual, había sido convertido en una caricatura blanda y degradante. Su rebelión contra el modo de vida establecido y comercial de la playa se convirtió en nuestra obsesión.

md

Mientras que sus contemporáneos se involucraban 100% en el desarrollo de la industria y los campeonatos, intentando organizar esta actividad en un deporte y un negocio, Miki abanderó un necesario impulso para mantener el modo de vida original del surf.

402282_338418716176039_1053996233_n

Miki siempre dijo que las computadoras eran el comienzo del final y hasta los últimos 60 las computadoras no se usaban en los aeropuertos, lo que significaba que los billetes de avión todavía se emitían escribiendo a mano. Miki había descubierto como falsificar estos billetes para mantener sus viajes de surf alrededor del mundo. Se que es cierto porque Nat Young me contó que él mismo voló desde Australia a Europa con uno de los billetes amañados de Dora. Era un modo de vida “atrápame si puedes”, donde todo, moral, ética, deberes ciudadanos, respeto a la sociedad… se supeditaba a la búsqueda del surf, y nosotros amábamos su actitud. Sin embargo, con cualquier modo de vida desafiante llegan las consecuencias. Mientras que los fans adoraban la actitud de Miki, él finalmente pagó un alto precio por su insubordinación.

mik

Paranoia y soledad seguían a Miki allí donde fuera. El siempre sintió que alguien le perseguía, lo que podría ser verdad. Una vida de escapada puede envejecer a un hombre muy rápidamente y, después de años de enseñar el dedo a todo el mundo, Miki sucumbió a una condena de prisión y la vida en una celda.

mk

Las masas de surfistas convencionales de las que Miki huyó siempre, eran a la vez su razón para continuar. Le hubiese sido imposible vivir sin la gente de la que pasó toda su vida escapando. Miki se benefició de su propia fama (el me escupiría por escribir esto). Su habilidad como actor puede ser solo superada por su carrera como surfista, pero eso es lo que le hizo tan grande. El jugó con nosotros, se aprovechó de muchos, pero nunca rompiendo con el personaje que representaba, durante todo el camino hasta su lecho de muerte. En una época insulsa y vendida, Miki creó una identidad, sea falsa o ambigua. Nos forzó a mirar más allá de la mentalidad “deportiva y comercial” del surfing moderno y nos hizo verla como debería ser: Cool.

miki dora

Al final, quizás el Oscar que robó de una fiesta de Hollywood durante los 60 lo tenía más que merecido. Miki era el mejor en cualquier cosa que hiciera, ya fuese timar, engañar, deslizarse o fluir, e incluso aunque pagó el precio, nunca nos dejó tener lo mejor de él.

Miki, te queremos. Te odiamos. Te echamos de menos”

Estos comentarios sobre Miki Dora son de Joel Tudor.

mdl

Os recomendamos la esplendida biografía de Miki Dora publicada en castellano por la editorial The Fishbone Project, “Todo por un puñado de olas perfectas”, que podéis adquirir clikando aqui, y compartimos un vídeo del gran fan de Dora, el Capitan Surfocker (Pepe Birra), donde podemos ver a Miki deslizarse con toda su clase y actitud.

Dora Lives!

Dora lives! King of Malibu! from Capitan Surfocker on Vimeo.