Reservas +34 985 50 22 34 o reservas@salinaslonghouse.com

Festival Retro Surf day Quasimoto Express

Ambiente Quasimoto en la playa. Foto: Mestral Kite

Ambiente Quasimoto en la playa. Foto: Mestral Kite

 

Un año mas, y ya van tres, el fin de semana del 1 de Noviembre se ha celebrado un festival de surf clásico que en poco tiempo representa ya la mayor referencia a nivel nacional del espíritu longboarder sencillo, abierto y sin pretensiones. Fuera de grandes marcas o inversiones, hecho con el cariño verdadero de la afición y la amistad. Lleno de buena energía, esencia y la mejor onda: El Quasimoto de Burriana.

 

quasi

 

Con un formato mas reducido que en otras ocasiones, limitándose a un día al no coincidir puente festivo, el Quasimoto ha vuelto a desbordar previsiones. Cientos de surfers (mas de 140 inscritos solo en la expresión sesión) de todas las edades y zonas de España se acercaron a “Burrifornia” para disfrutar de un Sábado de longboard, soul surf, fiesta, encuentros, música, exposiciones, mercadillo y mucho mas.

 

Mercadiilo, stand Retro pot. Foto Retro pot

Mercadiilo, stand Retro pot. Foto Retro pot

 

La excelente organización del Club de Surf Burriana, con el gran Pepe Birra al frente, volvió a dar una magistral muestra de que con poco se puede hacer mucho, volcándose desde el principio en hacer inolvidable la experiencia a todos los que la disfrutamos. Destacar la visita relámpago y meritoria de la familia Formosel y la Garcia Andrade, que llegaron desde Galicia y Asturias respectivamente, padres, hijos y longboards, dispuestos a disfrutar y contribuir al evento.

 

Soul surf en Burrifornia, foto: Mestral Kite

Soul surf en Burrifornia, foto: Mestral Kite

 

Con un área de acampada gratuita de tiendas, furgos, coches y autocaravanas sobre césped arbolado y en la misma orilla del mediterráneo, la zona de comida comunitaria (¡excelente paella!) allí mismo, un mercadillo lleno de sorpresas, arte, artesanía, ropa, libros, tablas.. la mañana discurrió entre sesiones de surfing conjunto, donde brillaron las sonrisas y la alegría de la cita a pesar de la escasez de olas, hasta un circulo de Ohana (familia) en el que multitud de surfistas se dieron la mano en el agua sobre sus tablas en una celebración de la buena onda y un agradecimiento al surf y al océano. Siempre en un clima de convivencia relajada de la tribu que valora compartir y la solidaridad global mas allá de competiciones, sectas o postureos elitistas.

 

Circulo Ohana, foto: Mestral Kite

Circulo Ohana, foto: Mestral Kite

 

Tras la multitudinaria paella y en el mejor ambiente, se celebró un popular sorteo con regalos de los colaboradores: trajes de surf cortesía de Vorham surf shop, lotes de ropa y merchandising de Hangten revista de surf, Banger surfboards o The surfeiros piratas, libros de la editorial Fishbone project, una obra de la pintora Sandra Moncusi y muchos mas. Destacando las estancias de una semana en el surfcamp Las Dunas de Fuerteventura y los fines de semana para dos personas en el Longhouse de Salinas por la expectación que causaron. Fue como siempre un placer colaborar con la iniciativa del Quasimoto!

 

Arte en Quasimoto, Foto y pintura: Sandra Moncusi

Arte en Quasimoto, Foto y pintura: Sandra Moncusi

 

Al atardecer hubo proyecciones de películas de surf clásico y new old school en el Holandes Errante, concierto de los grandes Five Fingers With Parasol y sesión de DJs surfers como Luca Ceruti hasta altas horas de la noche y con muchisimo publico entregado.

 

Surf and Rock Quasimoto style! Foto: Diego Aguirre

Surf and Rock Quasimoto style! Foto: Diego Aguirre

 

Un merecido aplauso a toda la organización y un abrazo también a todos los participantes y colaboradores que con su actitud positiva y sus ganas de compartir han vuelto a hacer de Burrifornia y del Quasimoto una cita ineludible cuando de verdadero espíritu soul surfing, de esencia long y de convivencia se habla. ¡Gracias y hasta el año que viene, Quasimoto Rules!

 

Ines, Rockera mutante, Burrifornia. Foto: Fernandin Garcia

Ines, Rockera mutante, Burrifornia. Foto: Fernandin Garcia